16 °C
Domingo 20 de agosto de 2017

Viento Norte

Edicion Impresa - Viento Norte

Fuente Aumentar Fuente Disminuir Fuente
Las estadísticas las realizan los seres humanos, y sirven para medir los datos cuantitativos de la población, los recursos naturales e industriales, el tráfico o de cualquier otra manifestación de las sociedades. Sus resultados deberían servir para diseñar políticas específicas tendientes a solucionar problemas. Pero no siempre ocurre eso y menos en Tucumán, que arrastra asuntos crónicos de distinta índole.

*************
La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) colocó a la Argentina entre los 10 países que más desmontaron en los últimos 25 años. En ese período, se perdieron 7,6 millones de hectáreas, una superficie similar a la de la provincia de Entre Ríos (a razón de 300.000 hectáreas al año). Desde 1990, se talan en promedio en el país 300.000 hectáreas por año, lo cual equivale a la pérdida el 22% de sus bosques. “Una hectárea con bosques absorbe diez veces más precipitaciones que una hectárea con soja”, señalan directivos de Greenpeace. De acuerdo con el informe 2016 del Banco Mundial, la Argentina perdió el 12% de sus zonas forestales entre el 2001 y el 2014, casi toda la deforestación se produjo en el norte del país.

*************
En abril de 2015, el relevamiento de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación consignaba que entre 1998 y 2002, Tucumán había perdido 22.171 hectáreas por desmonte. Según la Unidad de Manejo del Sistema de Evaluación Forestal de la Dirección de Bosques de la Nación, entre 2006 y 2011, fueron arrasadas otras 25.333 ha de bosques nativos, bosques en galería, bosques bajos, bosques abiertos y arbustales. El informe señalaba que los departamentos más castigados fueron Graneros (12.110 ha), La Cocha (4.900 ha), Burruyacu (2.744 ha), Simoca (2.246 ha) y Cruz Alta (958). En 2006, los especialistas en medio ambiente afirmaron que en Tucumán había alrededor de un millón de ha degradadas. A ello, se debía sumar que sólo el 18% de la superficie del territorio estaba cubierto por bosques. Se advertía que al deforestar, se impedía la filtración del agua en el suelo durante las grandes tormentas y ello podía provocar desastres.

*************
Pero no sólo la deforestación es causante de las inundaciones que ocurrieron en 11 provincias, entre ellas, Tucumán, sino también el monocultivo y el avance inmobiliario, sostienen los expertos. Las proyecciones climáticas anuncian que en esas zonas seguirá lloviendo.

*************
El uso discrecional del suelo, el desmonte y el avasallamiento urbano e inmobiliario suceden porque los gobernantes tucumanos que deben aplicar la ley, lo vienen permitiendo desde hace años. Se privilegian los emprendimientos económicos sectoriales, individuales o políticos por encima de la protección del medio ambiente, con los resultados a la vista: más de 4.000 evacuados en La Madrid y la destrucción del patrimonio de esos comprovincianos, como consecuencia de las inundaciones. Sería importante que la clase dirigente comprendiera que cuando la naturaleza reacciona con violencia por la agresión constante del hombre, no puede detenerla ni el poder ni el dinero.

Espacio Publicitario
 
 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento, fuera de contexto o no relacionado con la nota en cuestión, será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
corto | largo

busy
Radio Uno En VIVO!!!!

VIDEOS

You need Flash player 6+ and JavaScript enabled to view this video.



Edición Hojeable