22 °C
Domingo 18 de febrero de 2018

Viento Norte

Edicion Impresa - Viento Norte

Fuente Aumentar Fuente Disminuir Fuente
Mauricio Macri está intentado salir de un atolladero político con una fórmula de manual. Llenar con un centenar de elefantes un espacio público donde sobresalía sólo uno. Traducido: el episodio que involucró a Jorge Triaca había colocado en jaque la prédica de Cambiemos sobre la pulcritud y la transparencia. El Presidente resolvió con un decreto declararle la guerra al nepotismo. Forzará la salida del Estado nacional de alrededor de 40 familiares de funcionarios. Decidió además congelar salarios del PEN. Pidió que su gesto se desparrame en todo el país. En la reunión de Gabinete de ayer instó, por otra parte, a no retroceder frente al desafío sindical que está planteando Hugo Moyano, el líder de los camioneros.

***************

Con esas bocanadas de humo denso Macri supone que habría logrado esfumar, o al menos reducir, el escándalo que envuelve al ministro de Trabajo. La estrategia resultó tan premeditada que no dejó ningún cabo de la soga del poder a la deriva. María Eugenia Vidal, la gobernadora de Buenos Aires, y Horacio Rodríguez Larreta, el jefe porteño, fueron los primeros en encolumnarse con la decisión presidencial. Se trata de las vigas macristas. Restarían todavía ciertas voces para completar el abanico homogéneo de la coalición oficialista: la de Elisa Carrió y también de las primeras espadas radicales.

***************

Sobre la batalla al nepotismo no existirían disidencias. Aunque la mayoría de los ministros se enteró del sacudón una vez que fue divulgado. Pero sobre otras facetas del “plan ejemplaridad” no ocurriría lo mismo. El congelamiento salarial durante el 2018 abriría brechas difíciles de sostener con las gestiones de Buenos Aires y la Ciudad. Un ministro provincial está, en promedio, unos $ 20 mil pesos de sueldo por debajo de los haberes nacionales. La gobernadora bonaerense pretendió el año pasado incorporar a un par de técnicos de la actividad privada. Fracasó por el estándar de las remuneraciones. La inquietud llegó a oídos de Marcos Peña. El jefe de Gabinete llevó tranquilidad a Vidal y Rodríguez Larreta. “Ustedes vayan viendo cómo hacen. Cómo lo manejan”, sugirió. Con el nepotismo no habrá concesiones. Con los billetes probablemente sí.

***************

Aquel ensayo zoológico del Presidente estaría develando otro par de cosas. La importancia objetiva de Triaca como bisagra con el mundo sindical. El protagonismo que adquirirá el gremialismo durante el año pre-electoral parece dividido en dos planos: los sectores combativos, ahora liderados por Moyano, que podrían convertirse en una pata futura de la oposición política; los núcleos más moderados (los viejos Gordos cegetistas) que el Gobierno intenta cooptar al menos durante el 2018. Allí talla la figura del ministro de Trabajo.

***************

La afirmación no suena antojadiza. El problema que involucró a Triaca, por la designación de su empleada doméstica en la intervención del SOMU (el gremio marítimo del encarcelado Omar “Caballo” Suárez), produjo reacciones que valdría la pena diseccionar. Para descubrirle la sustancia política. Los dirigentes opositores de esa madera lo castigaron. La mayoría de los dirigentes sindicales, en cambio, prefirió guardar silencio. La crítica más severa fue realizada por Pablo Moyano, el hijo del líder camionero. Casi una semana después del estallido del affaire.

Espacio Publicitario
 
 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento, fuera de contexto o no relacionado con la nota en cuestión, será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
corto | largo

busy
Radio Uno En VIVO!!!!

VIDEOS

You need Flash player 6+ and JavaScript enabled to view this video.



Edición Hojeable