33 °C
Lunes 17 de diciembre de 2018

Caso Cartaman: emotiva convocatoria frente a Tribunales para pedir justicia

Fuente Aumentar Fuente Disminuir Fuente
Frente a Tribunales, unas 30 mujeres aproximadamente, acompañaron a Silvia Cartaman y a Johana Díaz, víctimas de violencia de género. A ambas las hermana otra cuestión: sus victimarios están libres.Frente a Tribunales, unas 30 mujeres aproximadamente, acompañaron a Silvia Cartaman y a Johana Díaz, víctimas de violencia de género. A ambas las hermana otra cuestión: sus victimarios están libres.Un colectivo de mujeres y algunos hombres se acercaron ayer hasta el edificio de Tribunales sobre la calle San Martín Entre España y Saavedra, para pedir justicia por el caso de Silvia Cartaman, la mujer que fue brutalmente atacada por quien fuera su pareja, Eugenio Mussano, y al que la justicia hace una semana le otorgó la libertad.
Conmovedor minuto de silencio y la lectura de un poema para reflexionar.

Seguramente Silvia Cartaman no esperó nunca tener que estar parada detrás de un cartel que diga “Vivas nos queremos”, “No a la Justicia Patriarcal” o directamente uno en el que figurara un pedido de cárcel para un hombre por violencia hacia ella que en algún momento formó parte de su vida.

Pero las circunstancias de la vida la pusieron en ese lugar y ayer, Silvia tuvo que pararse frente al edificio de Tribunales de Formosa para pedir ayuda, para “no sentirme más presa estando libre” y “con temor”.

Hubo al menos unas 20 mujeres, de todas las edades –pero mayormente adolescentes y jóvenes-, que se acercaron hasta Tribunales, algunas portaban cartelitos que decían “Buen día Formosa, soy “Yaka” Mussano, y golpeé, asfixié, casi maté y estoy libre”; otros cartelitos simplemente pedían “Justicia en vida”. Todas confluían en un abrazo y se daban fuerzas, así pasa en todo el país.

Silvia Cartaman charló con El Comercial antes que comenzara un minuto de silencio que hizo más ruido que cualquier cacerolazo y que culminó con la lectura de un poema por parte de una de las chicas presentes, un poema descarnado que cuenta cómo se sienten, cómo no quieren ser vistas ni tratadas, un poema que salió de sus entrañas con el dolor y la bronca mezclados con el temor y el pedido de justicia.

El Comercial: -Finalmente te cruzaste con (Eugenio “Yaka”) Mussano…
Silvia Cartaman: -Así es, finalmente ocurrió. Mucha impotencia, mucha bronca. Verlo, mirarlo y que me mire y haga como si nada. Fue como una burla, como decirme “mirá, por esto denunciaste y acá estoy, tonta, mírame”. Rabia porque el juez que lo liberó pisó todo, me hizo responsable a mí por las fracturas que tuve por andar por los techos y consideró que lo de él fueron unos golpes nomás, que no tuvo intención de matarme.

EC: -¿No mostró en ningún momento remordimiento, signos de arrepentimiento?
SC: -No para nada. Él no siente culpa. Y el juez Ricardo Fabián Rojas de la Cámara Criminal Segunda, en una decisión unipersonal, decidió creerle a él y no a mí. Me hizo responsable a mí de haberme golpeado por andar por los techos. Y a él, que estuvo 3 años prófugo, que se entregó cuando quiso lo tomó como ‘bueno, la golpeaste pero no la mataste, unos golpes y ya’ y eso es lo que más indignación genera”.

EC: -¿Cuáles son los pasos a seguir??
SC: -Ahora queda la etapa investigativa. Y cada uno, tanto él como yo tendremos que aportar pruebas. Él deberá aportar pruebas para demostrar que no hizo lo que hizo y yo, demostrar y aportar pruebas de que fui víctima de un sujeto violento que casi me mata. Silvia se paró en el centro y rodeada por un grupo de mujeres y algunos hombres, además de legisladores del radicalismo como los concejales Celeste Ruiz Díaz y Juan Carlos Amarilla; escuchó atentamente la lectura de un poema mientras sonaba una sombría música con un acordeón que acompañaba cada frase que se pronunciaba. Al finalizar el poema, todas las mujeres se colocaron máscaras con la cara de Mussano.

La abogada de Silvia Cartaman, la doctora Cintia Herrera presentó a otra víctima de violencia de género y de la impunidad de la justicia, Johana Díaz quien dijo que “queremos que, si la Justicia nos da la espalda, al menos la sociedad los señale a estas basuras y sientan vergüenza” a lo que Silvia agregó que “no podemos sentir miedo nosotras; estar encerradas nosotras y que con él y tantos otros como él, no pase nada. No quiero sentirme más presa estando libre, no quiero tener más temor”.

Espacio Publicitario
 
 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento, fuera de contexto o no relacionado con la nota en cuestión, será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
corto | largo

busy
Radio Uno En VIVO!!!!

VIDEOS

You need Flash player 6+ and JavaScript enabled to view this video.



Edición Hojeable