32 °C
Miércoles 12 de diciembre de 2018

Llueve desconfianza

Fuente Aumentar Fuente Disminuir Fuente
Este 9 de Julio llega con el Presidente en medio de una difícil tormenta. Mientras en Tucumán, el peronismo disfruta de las debilidades de la oposición. Alperovich viaja con la libretita de los traidores. Comida peronista.
El barco se mueve. Parece incontrolable. Los vientos lo zamarrean. Las tormentas se vuelven fieles al diccionario: perturban y agitan. También (como el chajá en algún cuento borgiano) las tormentas -lo dice la Real Academia Española- preanuncian la adversidad, son sinónimos de desgracia y hasta de la infelicidad de alguien. Pasar el invierno no es un objetivo sino un mal recuerdo. El viento de cola es huracanado y prefiere mostrarse en la proa. Mauricio Macri, capitán de la Argentina, mueve con desesperación el timón. Se aferra a él. Los ojos se desorbitan. La sonrisa se perdió en el último sacudón. La parsimonia budista se tiró al agua. La ilusión de la reelección ya no viaja ni de polizón. El futuro se juega entero en cada ola, en cada minuto. Los sojeros, los exportadores de limones, los que mandan arándanos a los rascacielos neoyorquinos se escaparon en el bote salvavidas que tenía la leyenda: los que apuestan al dólar, ganan. Meses antes, mareados, pero más desanimados, los peronistas se habían bajado cuando el sol reinaba y las brisas les auguraban que el timón no estaría en sus manos por mucho tiempo. Se adelantaron y ahora esperan en la costa y se frotan las manos, incluso augurando el naufragio. Algunos gobernadores están panza arriba en sus islas. Cuando faltan 522 días para que concluya su mandato, Mauricio Macri se aferra al astrolabio, atormentado. No es para menos. Cuando su golden boy dice algo; en pocas horas, otro miembro de su equipo lo desmiente. Marcos Peña “dibuja” un impuesto y Nicolás Dujovne lo borra de un plumazo. La alianza que le dio el timón se desangra en una pelea. Como perros y gatos. No hay contemplaciones. Sin abrigo y sin paraguas, la clase media que puso los votos suficientes para darle la embarcación al capitán, tose y se ahoga ahora que se siente por debajo de la línea media. Ese Macri atribulado es el que desembarcará en Tucumán mañana. Su estada será por horas, como siempre. Para los presidentes argentinos, la visita por el 9 de Julio se ha convertido en una obligación, y no en una fiesta para disfrutar y repensar un país agrietado. El capitán del barco empieza a entender que su esfuerzo personal no alcanza. Su tripulación habla en su nombre -síntoma que suele aparecer cuando las papas queman- y se mueve como una estructura descuajeringada cuyos integrantes sonríen para la televisión, pero dudan en su interior.
En la isla tucumana, el Presidente no tiene quién le alivie la fiebre de conducción. No es para sorprenderse. Los principales líderes no son Pro. Y los que lo son parecen contra. Es que radicales y peronistas disidentes terminan dando más contención que el intervenido partido macrista. Pruebas al canto: mañana, cuando aterrice en las Tierras de la Independencia, no habrá ni un macrista de pura cepa para darle la bienvenida al titular del Poder Ejecutivo Nacional. Y, si lo hubiera, seguramente no será lo suficientemente poderoso para aglutinar y diseñar un camino futuro.
José Cano se ha perdido en un mar de denuncias estériles. Les ha servido para crecer, para ser un tucumano “ministeriable”, para que se lo respete en el Congreso y hasta en los picados de la Casa Rosada. Pero no alcanza. El líder radical aparece debilitado en medio del dolarizado vendaval. Sin embargo, transita en silencio los insondables caminos del interior.


Por Federico Diego van Mameren

Espacio Publicitario
 
 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento, fuera de contexto o no relacionado con la nota en cuestión, será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
corto | largo

busy
Radio Uno En VIVO!!!!

VIDEOS

You need Flash player 6+ and JavaScript enabled to view this video.



Edición Hojeable