20°C
Martes 15 de octubre de 2019

¿Podremos salir de la polarización electoral y volver al voto por convicción?

Fuente Aumentar Fuente Disminuir Fuente
¿Podremos salir de la polarización electoral y volver al voto por convicción?¿Podremos salir de la polarización electoral y volver al voto por convicción?El desafío de los miedos. Tal vez este podría ser el título de la Argentina política por venir. El sábado se conocieron finalmente los nombres de los hombres y mujeres que se proponen para gobernarla.
También quienes aspiran a llegar al Congreso de la Nación. Sabemos cómo se llaman. Deberíamos conocer qué proponen ante cada tema central.
La polarización que se despolarizó hace un mes parece haberse reformateado en otra polarización signada por los miedos. ¿Podrán los candidatos despejarlos? Se teme a lo que no se conoce, pero mucho más a lo que se conoce y se padece o ha padecido.

Alberto Fernández encabeza un binomio presidencial cuya compañera de fórmula genera miedos y dudas no ante los propios, sí ante el electorado que tendrá que conquistar. Y mucho más si el desafío es ganar en primera vuelta. Una buena oportunidad hubiera sido la peronización de las listas que se invistieron el pasado sábado; para convencer de que es moderado y que su gobierno, en caso de resultar electo, no será conducido por el sector que genera miedos y dudas.

En el caso del binomio presidencial Mauricio Macri y Miguel Ángel Pichetto, este también genera miedos y dudas. No solo porque en la confección de las listas no cotizó la apertura al peronismo de Pichetto. Hay otras incertidumbres comenzando por las grandes preguntas: ¿Qué llevaría al presidente Macri a aplicar políticas contrarias a las actuales? ¿Por qué en un próximo gobierno reemplazaría las leliqs por políticas productivas? Por lo tanto, ¿de qué manera reduciría la inflación, generaría trabajo para desandar la desocupación que su gobierno creó y rescataría a los pobres de su pobreza?

A hoy, la inclusión de Pichetto por parte de Macri y de Alberto Fernández como cabeza de fórmula de parte de Cristina de Kirchner, se parecen más a acciones efectistas que a proyectos políticos.

Groucho Marx decía: “Si no te gustan estos principios, tengo otros”. Un tema tan importante como el aborto se impulsó así: sin convicción, con mucha especulación. Tal vez el efecto Amalia Granata tras los votos obtenidos con lista corta en Santa Fe lleva a muchos, incluso al presidente Macri, a repensar sus posiciones. Cuando los mercados no encontraron calma, el desempleo empezó a pisar fuerte y el milagro de la reactivación a través de los brotes verdes no llegó, el Presidente echó mano a la ley de despenalización del aborto.

No midió la reacción ni las consecuencias. No llegaron los brotes verdes pero sí llegaron los pañuelos verdes que fueron a duelo con los celestes. En esta oportunidad el presidente Macri se desembarazó en las listas de candidatos de quienes fueron sus alfiles en la defensa del proyecto, como el caso de Daniel Lipovetzky. Ahora se revalorizan las dos vidas y la inclusión de los pastores evangélicos.

Toda acción política que contenga el efecto sorpresa es importante. Pero si no se la inviste de convicción y consistencia, se diluye rápidamente.
Con respecto a la extinta Alternativa Federal, se observa que no había intereses convergentes, por ende, no hubo convicción. Y Consenso 2019 no tuvo consenso. En Buenos Aires la lista de diputados la encabeza Graciela Camaño, quien no es más Frente Renovador, dado que Sergio Massa llevó ese sello al kirchnerismo. En Capital Federal los consensos no aparecieron y sí, a último momento, dos listas: una confeccionada por Marco Lavagna y otra con la firma de Luis Barrionuevo y la anuencia de Margarita Stolbizer.
A propósito, ¡qué rol el de los hijos y las lapiceras! Máximo Kirchner, Marco Lavagna y el “hijo del corazón político”, Marcos Peña.

La política ha perdido racionalidad. Era una ley no escrita respetar las expresiones territoriales en la confección de las listas, así como también los votos cosechados. Si para muestra vale un botón, en la provincia de Santa Fe ninguna lista respetó estos aspectos, solo la paridad de género. En el caso de Cambiemos, el 20% de los votos obtenidos por el candidato a gobernador Corral y el 15% de lo cosechado por Roy López Molina como candidato a intendente de Rosario, no fueron tenidos en cuenta.

En el caso de Consenso 2019, la lista fue gestada por el socialismo sin expresión lavagnista. Se autoexcluyeron de integrarla el actual gobernador Lifschitz. Y quien resultó segundo en la categoría a gobernador, Antonio Bonfatti y la actual intendenta de Rosario, Mónica Fein. Se apostó a un sub 45 de apellido ilustre para el socialismo: Enrique Estévez Boero.

En el caso del frente Todos, no se tuvieron en cuenta los votos obtenidos por María Eugenia Bielsa ni Roberto Sukerman. Tampoco tuvo injerencia del gobernador electo Omar Perotti. Se respetaron pactos políticos como en Cambiemos, y tal vez como en Consenso 2019. La lista la encabeza Marcos Cleri, quien al bajar su candidatura a gobernador no alcanzaba un 4% de intención de votos, así como Alejandra Obeid, que no superó el 1,5% de piso de las PASO para competir en la general.

Conclusiones:
-No se ve ningún pichettista, ni lavagnista, ni albertista en las listas presentadas.
-La composición del Congreso Nacional acentuaría la grieta.

–Hasta este momento el ciudadano se inclina más por votar motivado por quien no quiere que gane que por las propuestas. ¿Podrán los protagonistas revertir esta situación y ganar con el voto de la convicción?

-Las listas denotan que se priorizó en su armado cuestiones personales de cualquier ámbito antes que la coherencia política.
-Con este panorama, ¿Macri-Pichetto o Fernández-Fernández podrán vencer en primera vuelta?

-Tras la apertura, ¿vuelven a concentrarse en los extremos? ¿Trabajarán electoralmente solo para sus núcleos cerrados?
-Tanto Sergio Massa como Alberto Asseff encogen sus hombros sabiendo que todo mal en política dura 24/48 horas. Asseff estafó a Espert y ganó una banca del oficialismo. Massa abandonó a Roberto Lavagna y ruega que Fernández-Fernández gane para intentar asirse de un futuro político.
-El 11 de agosto las PASO despejarán toda duda. Es la mejor encuesta que se pueda realizar.

Al cierre de este análisis, de las 24 provincias, 5 adhieren a la fórmula Macri-Pichetto. De las 19 opositoras, 5 llevan boleta corta. Salta adhiere a la fórmula Lavagna-Urtubey. Las 13 restantes apoyan la fórmula Fernández-Fernández.

Es de esperar, y principalmente Manuel Belgrano, que el próximo 20 de junio, a 200 años de su muerte, la política lo recuerde con hechos en esta, su patria. Y que los niños, cuando honren a la bandera frente a su monumento, en la ciudad de Rosario, no lo confundan con Moyano.

Por María
Herminia Grande

Espacio Publicitario
 
 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento, fuera de contexto o no relacionado con la nota en cuestión, será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
corto | largo

busy
Radio Uno En VIVO!!!!

VIDEOS

You need Flash player 6+ and JavaScript enabled to view this video.



Edición Hojeable