25°C
Miércoles 10 de julio de 2019

El G-20 arranca con la impronta de la tregua de Buenos Aires entre China y Estados Unidos

Fuente Aumentar Fuente Disminuir Fuente
Pasado. Donald Trump y Xi Jinping.Pasado. Donald Trump y Xi Jinping.Este viernes comienza la cumbre en Osaka y como la de Buenos Aires, centralizada la expectativa mundial para que las potencias cesen su destructiva guerra comercial. En Argentina se pacto una tregua de tres meses que se fue renovando hasta mayo pasado.

Hoy, como hace menos de un año, el mundo, y especialmente los mercados, esperan que en las próximas horas en la cumbre del G20 en Osaka las dos mayores potencias económicas bajen las armas de la guerra comercial y tecnológica que libran enconadamente.

A finales del 2018, en Buenos Aires, también durante una cumbre del G20, los presidentes Donald Trump y Xi Jinping pactaron una tregua de tres meses desde el primero de enero último.

Ese acuerdo se fue renovando, aliviando el golpe a la economía mundial que implicaba el enfrentamiento hasta que se quebró a comienzos de mayor pasado. Ahora los dos líderes vuelven a encontrarse y se multiplican las señales de un armisticio.

Horas antes del inicio del encuentro en Osaka, Japón, este viernes, el prestigioso South China Morning Post de Hong Kong informó citando fuentes de ambas veredas que aparece sobre la mesa una tregua de seis meses que acordarían los dos gobiernos.

Es el punto principal, junto con la imprevisible crisis con Irán, que centralizará la atención de este importante foro multinacional, hoy un tanto devaluado por las batallas comerciales y los choques entre sus miembros

El ministro de Economía de Trump, Steven Mnuchin, un moderado proclive a la negociación con la República Popular, había anticipado ya señales de optimismo. Sostuvo hace 48 horas que “los Estados Unidos y China están efectivamente cerca de un acuerdo comercial”. Este jueves funcionarios de la Casa Blanca citados por varias agencias de noticias coincidieron al sostener que “todo esta bien, vamos de maravilla”.

El acercamiento no es solo resultado de la voluntad personal de los líderes. Sucede que a los dos países les conviene una tregua. Hay nubarrones económicos para EE.UU. y China en el futuro de resultas de este enfrentamiento según anticipan organizaciones como Moody’s Analytics o bancos norteamericanos como el JP Morgan.

La palabra recesión ha aparecido en los informes de entidades y analistas. En el caso de Trump, ese espectro se puede corporizar antes de las elecciones según una encuesta realizada por la Universidad de Duke.

El sondeo determinó que 48% de los líderes financieros de firmas estadounidenses pronostican un parate de la economía para mediados del año entrante lo que, de verificarse, detendría la expansión económica más larga en la historia moderna norteamericana.

Eso, aun cuando, el PBI de EE.UU. muestra un comportamiento saludable con un crecimiento de 3,1% en el primer trimestre, según un informe conocido este jueves en Washington. Sin embargo, los especialistas avisan que la FED, el Banco Central norteamericano, podría bajar los tasas en setiembre próximo respondiendo a una situación no tan halagüeña en perspectiva. La razón, otra vez, los costos de la batalla proteccionista.

La llegada de Trump a Osaka no ha sido particularmente auspiciosa respecto a que esos avances realmente pudieran verificarse. Horas antes de abordar el avión el extravagante mandatario norteamericano cargó contra sus principales aliados, entre ellos Japón y la India, golpeó a Vietnam que dice que se abusa de Estados Unidos y volvió a amenazar a China.

En el camino también atacó a Alemania con cuya mandataria, Angela Merkel, no lo une ni el afecto ni el respeto. Para los analistas la actitud beligerante puede bien formar parte de montar una escena que impida que un eventual acuerdo lo exhiba como debilitado en su posición confrontativa.

El mandatario norteamericano esta expuesto a la presión creciente de las empresas de su país que piden detener la batalla proteccionista porque esta imponiendo un traslado directo de costos a los consumidores. Ya suman 500 las firmas que han pedido un giro en esas políticas.

Entre ellas Apple, la empresa tecnológica de bandera de Estados Unidos, que construye sus equipos en alianza con un puñado amplio de empresas chinas donde está radicada la factoría de la compañía norteamericana.

Espacio Publicitario
 
 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento, fuera de contexto o no relacionado con la nota en cuestión, será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
corto | largo

busy
Radio Uno En VIVO!!!!

VIDEOS

You need Flash player 6+ and JavaScript enabled to view this video.


Edición Hojeable