24°C
Sábado 14 de diciembre de 2019

Viento Norte

Edicion Impresa - Viento Norte

Fuente Aumentar Fuente Disminuir Fuente
Las sorpresivas asambleas que ayer por la mañana realizaron la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA) y la Asociación Argentina de Aeronavegantes (AAA) dejaron claras dos cuestiones: una de ellas es el uso de la extorsión como principal herramienta sindical, dejando varados a numerosísimos pasajeros a las puertas de un fin de semana largo. La otra estrategia es, precisamente, la falta de una estrategia sindical para tratar estos temas en las mesas de negociaciones con el Gobierno y no en los aeropuertos, dejando a la gente en tierra, sin respuestas convincentes, soluciones rápidas ni resarcimientos adecuados.

******************

Que el de ayer fue un paro con marcado tinte político lo refleja, además, la proximidad de los comicios generales y la temeraria frase del titular de la APLA, Pablo Biró, diciendo que “esto va a terminar muy mal”.

******************


Ese sindicalista, de estrecha relación con el kirchnerismo, viene repitiendo -y concretando- tales amenazas desde 2015, en coincidencia con el inicio de la actual gestión presidencial.

******************


Hace casi cuatro años, su mayor preocupación eran ciertos funcionarios del Gobierno que entendía que podían afectar el mercado aerocomercial por haberse desempeñado previamente en ese sector. Más tarde, volvió a la carga con la supuesta falta de pilotos profesionales para atender nuevas rutas. Después, en contra de las low cost y la guerra de tarifas que trajo su habilitación. Ahora, la justificación que pretende imponer Biró es el rechazo de su gremio a la extranjerización del mercado aerocomercial y la precarización laboral, es decir, una síntesis de lo anterior transformada nuevamente en protesta para entorpecer el flujo aerocomercial en un momento clave, del calendario y del país.

******************


Cuántas de las preocupaciones de Biró y de la AAA responden a problemas concretos y ciertos no es un tema que puedan resolverles los pasajeros, en este caso, los frustrados pasajeros.

******************


Los trabajadores del sector aeronáutico, se sabe, tienen convenios en los que abundan privilegios que no se encuentran en casi ninguna otra área de la economía del país. En 2018, incluso, el propio gobierno auxilió a Aerolíneas Argentinas con un subsidio de 200 millones de dólares y los gremios aeronáuticos lograron que sus salarios se ajustaran por el índice de inflación: una ventaja casi exclusiva en un momento en que a todos se nos pide un esfuerzo para ayudar a salir de la crisis que, precisamente, no arrancó en 2015. Biró debería saber que la caótica situación de Aerolíneas Argentinas le debe gran parte de su esencia a gestiones funestas como las de Mariano Recalde, durante el kirchnerismo.

******************


Los subsidios a Aerolíneas bajaron fuertemente durante la gestión de Cambiemos, pero aún se mantienen altos: alrededor de 1,5 millones de dólares diarios.

******************


Las condiciones laborales de los pilotos que ayer paralizaron Ezeiza y Aeroparque son incluso muy superiores a las de sus colegas regionales. Más horas en tierra y un acuerdo salarial plagado de privilegios que hoy se tornan impagables, por no decir inmorales, si se los compara con los de trabajadores de otros servicios esenciales, como la educación y la salud.

******************


Ha dicho Biró, entre otras tantas justificaciones injustificables, que las medidas de fuerza sorpresivas como la de ayer se deciden también porque el ministro Dietrich no los considera en su agenda. Una definición cuasi infantil para intentar convencer de la imposibilidad de recurrir a otros medios para resolver los problemas. La única explicación posible es la de extorsionadores seriales, a la par de insensibles, por cuanto en los vuelos que no salieron ayer o que salieron demorados, ciertamente había turistas con todo su derecho a circular libremente por el país, pero también había personas que perdieron entrevistas laborales y turnos médicos, que no pudieron encontrarse con familiares ni cerrar operaciones comerciales.

******************


Y muchos de esos frustrados pasajeros ni siquiera tenían claro ayer cuándo podrían volar, ya que en muchos casos se vencieron las condiciones de vuelo dispuestas para las tripulaciones de los aviones.

******************


Si hubo un ganador en esta pulseada decididamente político-electoral, está claro que no fueron los usuarios.

Espacio Publicitario
 
 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento, fuera de contexto o no relacionado con la nota en cuestión, será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
corto | largo

busy
Radio Uno En VIVO!!!!

VIDEOS

You need Flash player 6+ and JavaScript enabled to view this video.


Edición Hojeable