17°C
Lunes 03 de agosto de 2020

Comentario Politico Local

Fuente Aumentar Fuente Disminuir Fuente
Protesta y represión: Una estampa peligrosa que puede extenderse a toda América Latina. Los políticos de “ambas grietas”, desean apagar el ímpetu, echando briquetas al fuego.Protesta y represión: Una estampa peligrosa que puede extenderse a toda América Latina. Los políticos de “ambas grietas”, desean apagar el ímpetu, echando briquetas al fuego.Las visiones ideológicas
El horizonte que asoma después de una América Latina estallada no es el mejor en ninguno de los países que pugnan por hacerse con la victoria de uno u otro lado de la grieta.
Los procesos que impone el populismo se han hecho trasnacionales pero los resultados hacen dudar respecto de la estrategia del caos y la anarquía.

Cuando el camino que debería haberse recorrido en países como Chile deberían haber sido los acuerdos amplios, la destrucción y el estallido social como herramienta de protesta excede a aquellos que pacíficamente recorren las calles con sus planteos a través de gritos o cantos para dar lugar a la violencia de grupos organizados por el eje “castrochavista”.

 No es la economía, es la distribución y la corrupción

 Es evidente que reformar para incluir a sectores marginados a la exitosa economía chilena, una vez con la agenda ajustada de acuerdo al clamor, no tiene como herramienta más coherente la destrucción del capital chileno, que es hacia donde lleva un conflicto interminable.

Muertos, edificios destruidos, represión y saqueos siguen siendo las postales importadas del país trasandino pero no es el único. El trancazo de Bolivia ha venido a sumar a la confusión generalizada que parece adueñarse de los procesos políticos en América del Sur.

Otra economía que venía teniendo buenos resultados se ve resistida por la ambición de eternizarse de uno de los líderes del progresismo, Evo Morales. Este descendiente de aborígenes, instruido (no en Harvard),  intentó por medio de plebiscitos perdidos, una interpretación de las leyes por la “justicia politizada” más las sospechas fundadas y descubiertas por la OEA de fraudes en las últimas elecciones, perpetuarse en el gobierno y terminó a riesgo de su propia vida, exiliado en otro país y con causas en la justicia en el suyo. Un mal propio de los que no quieren perder el poder.

Ejemplos de líderes que en principio hicieron cosas buenas, después salieron por la ventana: Paraguay, Alfredo Stroessner, murió exiliado y en soledad en Brasil , luego de estar casi 35 años en el poder. Panamá: Manuel Antonio Noriega, luego de desafiar con las armas a su profesor, los Estados Unidos, terminó en una cárcel de Miami. Nicaragua: La dinastía de los  Somoza, se replegó del poder, después de tener el poder gran parte del siglo XX. Terminó cuando la vida de “Cachito” Somoza, fue acribillada en una emboscada en Asunción Paraguay. La violencia sigue en la Venezuela de Maduro, que se aferra en el poder, aún cuando los grandes países ya no le reconocen legitimidad. La justicia de Ecuador declaró prófugo al ex mandatario Rafael Correa que también está acusado por cohechos.

En Perú, casi todos los ex mandatarios, están acusados de haber sido sobornados por la constructora Odebrecht del Brasil. Alan García, dos veces presidente, se suicidó, cuando lo iban a detener para indagarlo por sobornos.

En las provincias argentinas, también existieron “feudos”, que estaban aferrados al poder solamente por manejar “las cajas del estado”.

Los Saadi en Catamarca, los Juárez en Santiago del Estero y los Romero Feris en Corrientes, fueron expulsados por intervenciones nacionales.

Les “sacaron las cajas y las lapiceras”, y por los votos y en elecciones trasparentes, nunca pudieron volver más al gobierno.

 Me voy, porque me echaron

 Nuevamente, muertos, edificios destruidos, represión y saqueos generaron, en otro contexto de violencia política, la escenografía preferida de los desestabilizadores adoctrinados por Cuba y Venezuela. Morales no tuvo el acompañamiento de las mayorías populares y cuando intentó violar la Constitución nacional por sus ansias de continuidad fue el principal promotor del golpe democrático.

Hoy Bolivia está censurada por quienes al canto de impartir el orden, han expulsado al periodismo para evidentemente cometer todo tipo de atropellos contra los derechos humanos y no ser vigilados por los ojos del mundo.

Morales ya en una suite de México, se victimiza en cuanto canal de televisión exista en el planeta pero en ningún momento asume la responsabilidad de haber encendido la mecha de la bomba que estalló en su país y que dista de finalizar, también con resultados inciertos respecto de personas muertas.

 La paja en los ojos ajenos

 Esta semana en el Congreso Nacional argentino, los diputados y senadores aprobaron un repudio al golpe en Bolivia pero de manera acrítica puesto que el fundamentalismo busca responsables por fuera de sus propias ideas y sigue poniéndole más combustible a una polarización de la sociedad.

“La culpa la tienen otros, los de la derecha, los cipayos, los enemigos de los pueblos latinoamericanos, los EEUU.” pero censuran groseramente el naufragio de los gobiernos populistas respecto de la falta de apoyo en las urnas. Los diputados y senadores que sesgan de manera evidente el inicio de las crisis, la ambición desmedida de perpetuidad de Morales, el fraude y el consecuente caos institucional, anticipan la etapa que se viene y que nuevamente amenaza poner a la Argentina, 80 años hacia atrás en el pasado.

Mientras tanto en Venezuela, Nicolás Maduro, mantiene una dictadura sangrienta de manual pero claro para ese régimen los representantes del progresismo latinoamericana no tienen repudios ni ojos. No ha habido un solo pronunciamiento desde la bancada del kirchnerismo respecto de lo que ocurre desde hace años en ese país.

En la Argentina tenemos antecedentes de corrupción y populismo, de un delirante plan subcontinental para trastornar a toda América del Sur, con los ya reconocidos métodos de la inteligencia de Cuba como centro de esa operación. El narcotráfico como generador de divisas y que ha dejado huellas en anteriores campañas que se evalúan en la justicia. Todos estos factores, más un derrotero lamentable de debilidad institucional, resultado ineluctable del populismo nos dejan en el punto donde hoy nos encontramos.

 ¿Vendrá el cambio?

 El 10 de diciembre asume un nuevo gobierno elegido por un 48% de los argentinos, con un 40% disidente y no está claro cuál va a ser el planteo, primero ante la crisis económica, puesto que al día de hoy solo hay eufemismos como la creación de un Plan Nacional contra el Hambre, personajes que hablan más de una improvisación para la cámaras que de una estrategia de gobierno. Segundo, si va a profundizar las relaciones internacionales con personajes como Rafael Correa, ex presidente populista de Ecuador, hoy prófugo por causas de corrupción, no se va a pronunciar de manera elocuente en contra de la dictadura de Nicolás Maduro en Venezuela, va a seguir deteriorando las relaciones internacionales con Jair Bolsonaro, principal socio económico de la Argentina y finalmente si va a romper relaciones económicas con los EEUU.

Los indicios que Alberto Fernández da respecto de las políticas internacionales de su gobierno son preocupantes, sencillamente por la situación de terapia intensiva en la que se encuentra el país y porque ha tenido una gira de militancia adolescente, más que de un primer mandatario.

Inclusive el propio presidente de México quien es de izquierda,  Andrés Manuel López Obrador y que ha recibido a Fernández para avanzar sobre acuerdos entre ese país y la Argentina, rechaza la idea delirante de crear un eje Venezuela Cuba por lo que ello implicaría en las relaciones internacionales de su país con los EEUU.

Hoy más que nunca el contexto internacional sitúa a los argentinos con sus tribulaciones económicas en una tormenta en la cual debería tener como prioridad mejorar la calidad de vida de todos los habitantes de este país, no entrar en una discusión bizantina estudiantil con consecuencias funestas.

Pero las señales no son prometedoras por lo que se ha visto en el Congreso y por lo que anticipa el presidente electo.

 Las opiniones locales

 Mientras tanto en Formosa, todo el “arco gildista” ha repudiado el golpe de la república plurinacional de Bolivia con críticas por supuesto al presidente, Mauricio Macri, de la misma manera que los legisladores pejotistas, tampoco dijeron una palabra acerca del fraude en las elecciones por la ambición de perpetuarse de Evo Morales.

Pero los demócratas de mirada internacional y nacional tienen memoria volátil para recordar cuando se forzó, como lo hizo Evo en Bolivia, una modificación de la Constitución Provincial para habilitar la reelección  de Gildo Insfrán o cuando detuvieron al propio Presidente del Superior Tribunal de Justicia por oponerse, a estas prácticas.

Un cuarto de siglo alcanzan para olvidar algunas cosas y recordar solo lo que queda. Justamente por estos días, otro de los grandes demócratas que manifestó su repudio por el caso Bolivia, el siempre polémico intendente de El Colorado, Mario Brignole, dio indicaciones a sus concejales para que no le acepten el nombramiento al concejal opositor electo, Pablo López Pereira.

La razón: supuestamente tiene deudas con el municipio de 20 años. La perpetuidad en el poder tiene estas cosas, querer ir más allá de la voluntad popular y esto es algo a lo que no están acostumbrados los populistas, a que el voto de la gente les ponga opositores que los controlen en la gestión.

Seguramente el escándalo que todavía no se produjo pero que indefectiblemente va a suceder, terminará con una intervención del Superior Tribunal de Justicia de la provincia por un conflicto de intereses.

Un detalle: los oficialistas nunca tuvieron problemas para asumir aún con causas en la justicia, como es el caso del propio Brignole.

En todo este escenario de tratar de apropiarse del discurso y el valor de verdad, en la opinión pública.


Comentarios (0)add
Escribir comentario
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento, fuera de contexto o no relacionado con la nota en cuestión, será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
corto | largo

busy
Radio Uno En VIVO!!!!
Naranja

VIDEOS

You need Flash player 6+ and JavaScript enabled to view this video.



Edición Hojeable