10°C
Martes 26 de mayo de 2020

viento norte

Edicion Impresa - Viento Norte

Fuente Aumentar Fuente Disminuir Fuente
Al parecer, ni los gobiernos ni la opinión pública poseen otra analogía mejor para referirse a una situación de extrema gravedad o de emergencia que no sea la guerra. Lo que demuestra por un lado que la guerra -es decir, el conflicto a vida o muerte entre dos o más grupos organizados de personas- es el estado de excepción por excelencia, aquel en el que las sociedades se juegan su supervivencia.
************
La retórica belicista se ha vuelto un lugar común en la estrategia de la comunicación pública en tiempos de pandemia. Pocos parecen estar dispuestos -quizá por la responsabilidad que impone la gravedad del momento- a cuestionarla. Otros la asumen alegremente. 
************
Lo primero que habría que aclarar es que la pandemia causada por el COVID-19 no es una guerra. Cuando se aplica el concepto de guerra a esta situación se está haciendo uso de una analogía o metáfora, que como es sabido tienen sus límites para ilustrar o enriquecer el conocimiento del objeto aludido: son parecidas a lo que se quiere explicar, pero no iguales.
***********
La lógica de la guerra tiende por su propia naturaleza a radicalizarse, a deslizarse por una pendiente (la expresión es de Roger Caillois) hacia posiciones cada vez más extremas. Con el discurso de la guerra pasa lo mismo. Por esa razón resulta conveniente advertir sobre las posibles consecuencias que podría tener en los hechos el abuso de esa retórica tan particular.
************
En primer lugar, no hay un enemigo propiamente dicho, es decir, un ser humano (o muchos), un “otro yo” agresor animado con la voluntad de terminar con nuestra existencia o causarnos daño. El virus es una entidad irracional que está en el límite de las formas de vida más elementales. Radicalizar el discurso de la guerra supone identificar personas o grupos sociales que cooperan más o menos deliberadamente con el contagio: de “enemigo-virus” a “enemigo-humano”, que puede funcionar como responsable o como chivo expiatorio.
************
Esto puede verse en la identificación expresa de grupos sociales que son sindicados como agentes de contagio. Sectores de clase alta (“privilegiados”) que tienen acceso a viajes internacionales, o de clase baja, que no respetan ni observan las indicaciones en torno a la distancia social y el aislamiento preventivo. También políticos o periodistas que se atreven a cuestionar las medidas gubernamentales.
************
En segundo lugar, es sabido que en la guerra la primera víctima es la verdad. El conocimiento cierto es un insumo de primera necesidad para la toma de decisiones en tiempo de guerra. Y al revés: la desinformación e intoxicación del enemigo con información errónea es asimismo un arma fundamental. Un juego suma cero. La comunicación tiene adicionalmente otra dimensión: sirve para sostener la moral de los propios y desmoralizar al enemigo. 
***********
En tercer lugar el estado de beligerancia, tal como lo conocemos, supone la suspensión total o parcial de derechos y garantías individuales. Una militarización de la vida civil, una regimentación de la economía. Los Estados poseen mejores chances de vencer si dominan la mayor cantidad de variables internas: población, recursos materiales, información, capacidad productiva, logística. 
************
Finalmente, una guerra concluye con la derrota propia o del enemigo. Armisticio o aniquilación. Se cierra ese estado de excepción y sobreviene la paz, justa o no. Resulta difícil pensar que en la “guerra” contra el virus haya una finalización objetiva de las hostilidades: la condición actual habilita a los Estados a prolongar el estado de excepción a voluntad. Máxime si poseen el control de la información y no existen balances o contrastes sustanciales a la información oficial.

Comentarios (0)add
Escribir comentario
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento, fuera de contexto o no relacionado con la nota en cuestión, será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
corto | largo

busy
Naranja
Radio Uno En VIVO!!!!
Naranja

VIDEOS

You need Flash player 6+ and JavaScript enabled to view this video.




Edición Hojeable