6°C
Domingo 28 de junio de 2020

Viento Norte

Edicion Impresa - Viento Norte

Fuente Aumentar Fuente Disminuir Fuente
A fines de 1809 el éxito de los franceses en la batalla de Ocaña puso en jaque la autoridad de la Junta Central la cual se vio obligada a trasladarse a Cádiz, para luego ser remplazada por un Consejo de Regencia que se replegó a la isla de León.
***********
El tembladeral abierto en el corazón de las instituciones metropolitanas que se habían arrogado la representación del rey Fernando VII, y aspiraban gobernar los reinos americanos y españoles en una sola nación, reverdeció la polémica sobre su legitimidad para gobernar las colonias americanas.
************
En el Río de la Plata, el debate afloró en reuniones secretas, calles, plazas y cafés. Un estado de opinión que ni el virrey Cisneros ni sus seguidores desconocían por lo que ocultaron información con el fin de frenar cualquier acto sedicioso.
************
Pero la pretensión del virrey cayó en desgracia cuando el jefe del cuerpo de Patricios, el coronel Cornelio Saavedra, el secretario del consulado, Manuel Belgrano, y el Dr. Juan José Castelli, pusieron en juego sus influencias para convocar a un cabildo abierto y decidir los pasos a seguir.
************
La reunión se llevó a cabo el 22 de mayo. El obispo Lué argumentó a favor del Consejo de Regencia; en cambio, la mayoría de los oradores invocaron que el gobierno en España estaba vacante por lo que soberanía, según la tradición jurídica española, había revertido del Rey a los súbditos, o al “pueblo”.
************
Pero la común opinión sobre la vacancia del poder no era equivalente a los diferentes significados que tenía la voz “pueblo”. Para Castelli, la reversión de la soberanía debía recaer sólo en la capital virreinal; en cambio, el fiscal de la Audiencia, Manuel Villota, adujo que la soberanía recaía en todas las ciudades del virreinato.
************
El contraste entre ambas posturas fue saldado por Juan José Paso, quien propuso una solución transaccional al aceptar el argumento de Villota, y justificar la creación de una junta de gobierno que tuviera como base lo decidido en la capital, bajo el compromiso de invitar a los “pueblos” o ciudades del interior a elegir representantes para integrar el gobierno o reunirse en “congreso”.
***********
Concluido el debate, se dio paso a la votación que bajo el influyente voto de Saavedra, puso fin a la autoridad del virrey y delegó en el cabildo la formación de una Junta provisoria de gobierno a nombre de Fernando VII. Cisneros acarició la ilusión que podía encabezarla. Pero la presión ejercida por las milicias y la agitación popular sepultaron sus aspiraciones por lo que la Junta resultó integrada por criollos y peninsulares.
************
Por consiguiente, la decisión adoptada en Buenos Aires expresaba el quiebre del sistema institucional, y daría origen a un largo ciclo de guerras dirimida entre los partidarios del autogobierno y los funcionarios de la monarquía española, y entre los promotores de una conducción centralizada de la revolución y los defensores de la soberanía de los pueblos proclives a organizar el gobierno libre en base a criterios descentralizados o federales.

Comentarios (0)add
Escribir comentario
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento, fuera de contexto o no relacionado con la nota en cuestión, será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
corto | largo

busy
Radio Uno En VIVO!!!!
Naranja

VIDEOS

You need Flash player 6+ and JavaScript enabled to view this video.




Edición Hojeable